Ganan juicio contra las terapias de conversión en China

Activistas celebran la resolución de la denuncia contra una institución psiquiátrica por realizar terapias forzadas de conversión homosexual.

La denuncia la ganó un hombre homosexual en China, siendo la primera victoria en un país en dónde la lucha por los derechos de la comunidad LGBTTTIQ apenas comienza. La institución psiquiátrica en Zhumadian en la provincia de Henan, fue obligada por decisión judicial a disculparse en un periódico público y a pagar la compensación por terapias de conversión homosexual a una víctima de 38 años.

 

En 2015 la víctima fue ingresada por su esposa y sus familiares a esta institución psiquiátrica, la cual lo diagnosticó con un “trastorno de preferencia sexual”. En el transcurso de la “terapia” de 19 días, la víctima fue forzada a tomar medicamentos e inyecciones, según documentos judiciales. Aunque el país asiático eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales hace 15 años,  algunas familias todavía ingresan a sus familiares a dichas terapias.

 

Esta denuncia que “confirma la ilegalidad de tratamiento forzado” marca la primera victoria en contra de una institución psiquiátrica pública por terapias en contra de la voluntad del paciente, destacan activistas a favor de los derechos de la comunidad LGBTTTIQ. “Es hora de promulgar leyes que prohíban terapias de conversión forzadas”, destaca Peng Yanhu, un activista LGBTTTIQ.

 

A pesar de que la población china tiene pocos reparos religiosos hacia la homosexualidad, la mayoría de la gente LGBTTTIQ sigue estando en el closet como consecuencia de los valores conservadores de la sociedad. Esto se llevó a cabo en China – un país con el número más alto de periodistas-ciudadanos en prisión [1], un país que está gobernado por un régimen autoritario [2] y que no está conocido por su cumplimiento de los derchos humanos [3]. Y exactamente en este país las terapias de conversión hacia homosexuales fueron condenadas. Terapias que responden al sufrimiento y la tortura de muchas y muchos en todo el mundo y que fueron implementadas durante el régimen Nazi en Alemania [4].

 

Este último punto nos lleva a cuestionarnos lo siguiente: ¿Acaso no hemos aprendido nada como humanidad del sufrimiento y odio  contra la homosexualidad en la historia? ¿Por qué se siguen aplicando hoy en día terapias que en cierta forma son parecidas a las que sufrieron los homosexuales en  tiempo de los Nazis?

 

La condena en China en contra de dichas terapias es una verdadera victoria. Una victoria para la comunidad LGBTTTIQ de China y para todas y todos nosotrxs.Sin embargo, es una vergüenza que tantas otras naciones que se manifiestan abiertas, liberales y democráticas todavía estén tolerando las terapias de conversión homosexual.

 

Sigamos el ejemplo de China. Nunca es tarde.

Esta nota es una traducción/resumen del artículo Chinese man wins forced gay conversion therapy lawsuit, 
del 04 julio publicado por The Guardian.


Denis Kaan

Es un entusiasta joven vegano con orígenes en Alemania y Turquía.
Ingeniero Químico Industrial graduado de la “Universidad Técnica de Berlín”,
en los últimos años ha trabajado en el sector de agua y saneamiento (WASH)
en Kirguistán y México. Apasionado de los huertos, gusta cantar en coros
y comprometerse al activismo local.

 

Referencias:
[1] Reporters without borders, 2017 World Press Freedom Index, 17.07.2017

[2] Economist Intelligence Unit, World Democracy Index, 17.07.2017

[3] Human Rights Watch, World Report China, 2011, 17.07.2017

[4] Chronik der Homosexuellenverfolgung, 17.07.2017

 

¡Que las instituciones de gobierno se pronuncien respecto a las terapias de conversión!

El 17 de mayo la asociación civil Yaaj Transformando tu vida A.C. lanzó una campaña en contra de las prácticas de conversión, buscando informar a la sociedad lo peligrosas y dañinas que son para la vida de las personas LGBTTTI.  Autobuses en los estados de Mérida, Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México recorren sus principales avenidas con un mensaje básico y claro: “La Homosexualidad no es una enfermedad”.

Tan sólo 3 días después del lanzamiento de esta campaña, el movimiento conservador denominado “Frente Nacional por la Familia”  sostuvo una asamblea nacional en el estado de Baja California Sur, con el fin de impulsar dichas prácticas a nivel nacional, asegurando que podrían quitar la homosexualidad en tan solo 4 meses, logrando una conversión exitosa y que estas personas desarrollen su heterosexualidad.

 

“Definitivamente una iniciativa  oportuna, importante y necesaria que combate 2 luchas: la violación de derechos humanos por este tipo de prácticas y la campaña de odio incitada por el Frente Nacional por la Familia, sacando un camión que sólo busca desinformar más a la sociedad.”

Salvador Villagarcía (Coordinador General Jóvenes LGBT México)

 

Las únicas instituciones que se han pronunciado en el tema hasta ahora han sido el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la ciudad de México (COPRED) y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. (CEAV) . Frente a esto, organizaciones de la sociedad civil han exhortado a instituciones como CONAPRED, CNDH y la Secretaría de Salud para que fijen postura y trabajen en conjunto para proteger los derechos humanos de las personas LGBTTTI en México. A más de un mes de las solicitudes vía correo electrónico las instituciones encargadas y con competencia en estos temas han guardado silencio, en un mes donde se pronuncian PRO derechos LGBTTTI la pregunta está en el aire ¿Por qué tardan tanto?

“Existe presión por parte de la sociedad conservadora hacia el mismo gobierno, en fechas electorales esto puede ser un tema que influya para emitir una postura desde las instituciones, pero es justo en estos momentos donde más se necesita fijar una postura respecto a ese tema. Nosotros abogamos por nuestros derechos sin limitar el derecho de nadie, por el otro lado los conservadores incitan al odio y promueven el prejuicio”

Aleh Ordoñez (Directora de LEDESER A.C.)

 
La CIDH ha recibido informes sobre violencia contra personas LGBT, o personas percibidas como tales –especialmente niños, niñas, adolescentes y personas jóvenes–  dirigida a intentar modificar su orientación sexual o identidad de género. La información recibida se refiere a casos en que las personas LGBT o aquellas percibidas como tales son sometidas a supuestos tratamientos psicoterapéuticos, internadas en “clínicas” o campamentos y víctimas de abuso físico. Asimismo, las mujeres también son sometidas a violaciones “correctivas” y otros actos de violencia sexual, con fines de castigo por su orientación sexual e identidad de género, real o percibida. En una declaración conjunta con expertos independientes de la ONU y el Comité de los Derechos del Niño, la CIDH advirtió que jóvenes LGBT son sometidos a las llamadas “terapias” con la finalidad de “modificar” su orientación o identidad. Estas terapias son dañinas, contrarias a la ética, carecen de fundamento científico, son ineficaces y podrían constituir una forma de tortura.

 

 

“Una forma de dichas prácticas son las terapias de conversión, que son impartidas más por extremistas religiosos que por verdaderos profesionales de la salud. De acuerdo a la NORMA Oficial Mexicana NOM-025-SSA2-2014, para la prestación de servicios de salud medico-psiquiatra nadie podrá ser objeto de diagnósticos o tratamientos por razones religiosas u otros motivos distintos o ajenos al estado de salud mental (…) Se ha buscado que estas instituciones se pronuncien desde que iniciamos la campaña, estoy confiado en que tendremos una respuesta oportuna y que esta misma estará basada en todas las recomendaciones emitidas desde organismos internacionales que protegen y garantizan los derechos humanos.”

Ivan Tagle (Director de Yaaj A.C.)

Mientras esto sucede en nuestro país, las instituciones siguen sin fijar una postura ante un tema que es enteramente de su competencia.

 

¿Cómo puedes ayudar?

1.Usando #NoEstoyEnfermx en redes sociales y compartiendo la campaña nacional “Por una terapia de aceptación y no de conversión”.

2. Etiquetando a @ahaasp (Alejandra Haas presidenta de @CONAPRED), @CNDH, @JoseNarroR, @SSalud_mx exigiendo una postura.

3. Siguiendo las acciones que se emprenderán en las próximas semanas y sumarse a ellas.


Por lo pronto, con ustedes: Everardo Martinez, Psicólogo que asegura curar la Homosexualidad en 4 meses, no te pierdas del minuto 32 en adelante:

 

 

4 acciones para combatir marginación en Estados Unidos

El clima político que surgió a partir de las elecciones del 2016 y que se ha extendido a la presidencia de Trump ha generado mucha controversia. Esta controversia se vio alimentada por las expresiones que dirigió el ahora presidente a las minorías de los Estados Unidos.

Los comentarios de Trump atacaron directamente la dignidad e integridad de inmigrantes, mujeres, musulmanes, personas con habilidades diferentes, entre muchos otros grupos. Dichos comentarios fueron (y continúan siendo) una extensión de los estereotipos y discriminación que marginalizan a estos grupos. Por ejemplo, Trump infirió que la mayoría de los mexicanos que viven en los Estados Unidos están relacionados con drogas, crimen y violaciones. Dichos comentarios por el mandatario han causado un alza en situaciones de discriminación hacia los Latinos en los Estados Unidos. Más aún, el Vice-presidente de su administración, Mike Pence, ha apoyado en el pasado recortes presupuestarios a la salud reproductiva de la mujer. Y por si fuera poco, se ha expresado a favor de la terapia de conversión para personas LGBTI.

 

 

El hecho de que los altos mandatarios de los Estados Unidos se expresen sobre las comunidades marginadas de esta forma no solo levanta cejas de indignación, sino también causa preocupación ante la alarmante cantidad de minorías que ya experimentan problemas de salud mental en el país, ya que existe la posibilidad de que a través de los mensajes dispersados en los noticieros, redes sociales y comunicaciones oficiales del gobierno se pueda re-victimizar a estos individuos.

 

 

¿QUÉ PUEDES HACER?

 

Hay al menos cuatro cosas que podemos hacer al respecto:

 

Edúcate: y educa a otros acerca de las leyes de inmigración y que fomentan discriminación antes de emigrar a los Estados Unidos. Si ya vives ahí, investiga más acerca de cuáles son tus derechos humanos.

 

Protégete: y protege del abuso verbal, emocional, físico y sexual. De igual forma busca ayuda psicológica o ayuda a otros a encontrarla. Ayuda a desmitificar el uso de ayuda profesional. Ir a terapia es un acto de inteligencia y amor propio.

 

Resiste: Haz valer tu voz contra la discriminación y el discurso de odio. Estas conductas no deben ser toleradas en los Estados Unidos ni en ninguna otra parte del mundo. Infórmate sobre qué instituciones pueden brindarte ayuda.

 

Súmate: Apoya a grupos y personas que buscan la equidad social. Tú puedes colaborar a través de donaciones monetarias o con tu tiempo. Pasa el mensaje a otros a través de las redes sociales. Canaliza a otros que buscan ayuda psicológica o que están viendo a un profesional de la conducta.

 


Luis Alvarez

Es trabajador social clínico y trabaja con comunidades inmigrantes y LGBTI en Georgia, EE.UU.