Priista, homofóbico y nazista

Christer J. Espino es un joven militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que cobró relevancia después de publicar comentarios homofóbicos en su cuenta de Facebook. Entre otras cosas Espino sostiene que la homosexualidad es una enfermedad mental, que el enemigo en el siglo XXI es la “ideología de género” y que de tener un hijo homosexual debería “rehabilitársele”.

 

Hace apenas unos días el medio de información “Plumas Libres” publicó una nota que mostraba algunos de los comentarios homofóbicos realizados por Christer Espino, militante del PRI en el estado de Veracruz, a raíz de una publicación dónde preguntaba a sus contactos “¿Qué harían si tuvieran un hijo homosexual?”, respondiendo en varios comentarios que él buscaría “rehabilitarlo”, puesto que “los homosexuales suelen tener vidas llenas de problemas y enfermedades” y agregando que “el sufrimiento de los homosexuales es por su estilo de vida, no por la discriminación”, podemos suponer que Espino desconoce los testimonios de las personas que han sufrido el horror de las terapias de conversión de las cuales afirma hay casos “exitosos” y que según él “hay países donde ser homosexual y querer dejar de serlo, es ilegal”. En su cuenta de twitter, en el primer tweet que se lee, pues está fijado, diuce que: el enemigo en el siglo XXI es la “ideología de género”.

 

Además de lo anterior, resulta curioso que, en una de sus cuentas de Facebook, Espino se apoda a sí mismo “Nazzi”, en algunas otras de sus publicaciones realiza una apología a este régimen.

 

 

Los comentarios de Espino resultan especialmente incongruentes ya que es Secretario de Estrategia Digital de Jóvenes por México en su división para el estado de Veracruz, una red que busca acercarse a los jóvenes simpatizantes de su partido, y Delegado Distrital en Jóvenes Icadep Veracruz, instancia responsable de la formación ideológica y política de los miembros y simpatizantes del PRI.

 

 

Podemos cuestionarnos si esta postura homofóbica, empata con las juventudes a las que buscan llegar, pero en definitiva se separa de lo dicho por organismo internacionales como la Americal Psychological Association quien desde 1975 ha hecho un llamamiento a los psicólogos para trabajar activamente con el fin de eliminar el estigma de enfermedad mental asociado a las orientaciones sexuales no heterosexuales, o como la OMS que desde 1990 reconoce que la homosexualidad no es una enfermedad mental.

 

“Plumas Libres” intentó contactar con Renato Alarcón, dirigente estatal del PRI, para saber su opinión al respecto, pero el líder priista veracruzano se limitó a declarar que simplemente “desconocía el tema”, el tema no es de importancia menor como para guardar silencio ante ello.