Dossier ECOSIG

El pasado 29 de noviembre, presentamos el dossier ” Por una terapia de aceptación y no de conversión”, a través de un foro que ha logró reunir a instituciones de gobierno como COPRED y Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, organismos autónomos como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), activistas y sociedad civil en general.

 

Este documento es una apuesta importante para erradicar todas la prácticas violatorias de derechos humanos y fue posible gracias al apoyo de la fundación alemana Heinrich Böll Stiftung México, Centroamérica y el Caribe, la Embajada de los Países Bajos en México y el Museo Memoria y Tolerancia.
 

¿Qué significa ECOSIG? Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género.

¡Descárgalo aquí!

La CNDH se pronuncia en contra de las prácticas de conversión

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos es un organismo público autónomo que tiene como objeto la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano. (Artículo 2 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos).

 

En ese sentido este Organismo Nacional entiende que el derecho a la protección de la salud, amparado en la fracción cuarta de artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos implica que los servicios de salud se deben brindar conforme a la normatividad y a la evidencia científica.

 

“Me permito compartir con usted el criterio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al respecto y que esta CNDH comparte, el cual se cita del informe “Violencia contra las personas Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersex en América” del año 2015″
Lic. Ricardo Hernandez Forcada (Director del Programa de VIH/SIDA)

 
Lee el informe completo, aquí.
 

La postura de la CNDH dice que las terapias de reconversión de la orientación sexual, son contrarias a la normatividad y la evidencia científica, dicha postura aprovecha tres fuentes para fortalecer su argumento: una NOM de salud, el recientemente publicado Protocolo de atención Médica LGBT de la Secretaria de Salud Federal y la cita extensa a la CIDH.

TERAPIAS DE CONVERSIÓN: VIOLATORIAS DE DERECHOS (CEAV)

Las “terapias de conversión” en México han estado funcionando al margen de la legalidad, dado que no hay una legislación al respecto las “terapias de conversión” o las practicas que buscan “curar la homosexualidad” han sido promovidas por distintas organizaciones, en especial religiosas.

Esto contrasta con el compromiso de asegurar la integridad, derechos y libertades, que ha asumido el gobierno mexicano con la población LGBTI, así como con la postura de organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) que desde 1990 eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales o la Asociación Americana de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés) que desde 1973 suprimió la homosexualidad del manual oficial que detalla los trastornos mentales y emocionales. Hoy en día la Asociación Americana de Psicología expresa su preocupación por dichas terapias y el daño que pueden ocasionarle a los pacientes y la poca validez científica en la que se sustentan estas terapias.

 

En este contexto la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) ha sido la primer, y hasta ahora la única, dependencia de Gobierno Federal en posicionarse firmemente contra estas terapias, en congruencia con su labor. Esperamos que este posicionamiento ayude a que otras dependencias también emitan un posicionamiento al respecto.

 

En 2011, el Consejo de Derechos Humanos aprobó la primera Resolución de Naciones Unidas sobre orientación sexual e identidad de género, con 23 votos a favor – incluido el voto de México -. La Resolución tenía por objeto solicitar la realización de un estudio para documentar leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género. Se buscaba identificar las medidas necesarias para poner fin a la violencia y violaciones conexas de los derechos humanos motivadas por la orientación sexual y la identidad de género. Dando cumplimiento a la Resolución, el 17 de noviembre de 2011, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos presentó el documento “Leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género”. En dicho informe se reconoció que “la sola percepción de la homosexualidad e identidad transgénero pone a las personas en situación de riesgo”.(1)

 

Esta resolución abrió la puerta a un esperado pronunciamiento y debate sobre los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero. Este debate en el Consejo centra la atención política en las obligaciones de los Estados en virtud de las normas internacionales de derechos humanos, a fin de que aborden estas cuestiones con medidas normativas y de otra índole.

 

El informe de la Alta Comisionada presentó pruebas de una pauta sistemática de violencia y discriminación contra personas en razón de su orientación sexual e identidad de género, desde discriminación en el trabajo, en la atención de la salud y en la educación, hasta la tipificación penal y los ataques físicos selectivos, incluso asesinatos. Este informe hace eco con los resultados de los pocos trabajos de investigación sobre el mismo fenómeno que se han realizado en México.

 

 

Recordemos que la obligación jurídica del Estado de salvaguardar los derechos humanos de las personas LGBTI, obligación que está bien establecida en las normas internacionales de derechos humanos, con fundamento en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los tratados internacionales de derechos humanos concertados posteriormente. Todas las personas, cualquiera sea su sexo, orientación sexual e identidad de género, tienen derecho a disfrutar de la protección establecida en las normas internacionales de derechos humanos, incluido el respeto al derecho a la vida, seguridad de la persona e intimidad, el derecho a estar libre de tortura, arresto y detención arbitrarios, a vivir una vida libre de discriminación y violencia y a la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica, entre otros.

 

En 2015, la CEAV realizó la “Investigación sobre atención a personas lesbianas, gays, bisexuales y trans en México”. Entre los resultados obtenidos se señala que las principales situaciones que enfrentan las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT) en espacios públicos y privados al acceder a sus derechos y que las colocan como víctimas directas, indirectas o potenciales, han sido identificadas por diversos organismos internacionales de derechos humanos, sin embargo no en todos los casos han sido estudiadas a profundidad.

 

En el caso específico del tema de salud y salud mental, se identificaron casos de personas a las que les han obligado a tomar medicamentos, recibir tratamientos o realizarse procedimientos médicos relacionados con su condición LGBT. Se observa que incluso fueron privadas de su libertad en centros de salud por su condición LGBT.

 

Ante lo expuesto y atendiendo el mandato institucional de ejecutar la Ley General de Víctimas, cuyo objetivo es: Reconocer y garantizar los derechos de las víctimas del delito y de violaciones a derechos humanos, en especial el derecho a la asistencia, protección, atención, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia y todos los demás derechos consagrados en ella, en la Constitución, en los Tratados Internacionales de derechos humanos de los que el Estado Mexicano es Parte y demás instrumentos de derechos humanos.

 

Esta Comisión Ejecutiva condena enfáticamente cualquier acto que menoscabe la dignidad, que atente contra la identidad o la libertad de expresión de cualquier persona, toda vez que reconoce la violación de estos derechos y los riesgos que representan para la salud de las y los jóvenes las “terapias” de conversión sexual.

 

Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. (2011). Leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género. A/HRC/19/41. 17 de noviembre de 2011. Disponible en:

 

(1) http://www.ohchr.org/Documents/HRBodies/HRCouncil/RegularSession/Session19/A-HRC-19-41_sp.pdf, página consultada el 14 de octubre de 2015, párr. 1.

Organizaciones de la diversidad sexual exigen que México se pronuncie por Chechenia (VIDEO)

Frente a la embajada de Rusia en México más de 50 organizaciones de la diversidad sexual se reunieron para protestar contra la violación a derechos humanos, persecución y tortura de personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgénero, transexuales e intersexuales (LGBTTTI) en Chechenia y para pedir al gobierno mexicano que exhorte a las autoridades rusas al cumplimiento de una serie de acciones para garantizar la protección a la vida y dignidad de personas LGBTTTI.

 

En la protesta, que se prolongó por varias horas, se manifestó la preocupación por la persecución a personas LGBTTTI por parte del gobierno de Chechenia, que según han confirmado distintos medios, entre ellos Novaya Gazeta, incluye la detención arbitraria, la retención en campos de detenidos y la tortura. Además de la situación vulnerable que enfrentan las personas LGBTTTI por la homofobia en sus comunidades y en sus familias, que en palabras de Alvi Karimov, portavoz del gobierno en Chechenia, de existir personas LGBTTTI “sus propios familiares los enviarían a un lugar de donde nunca podrían regresar”.

 

Ante la preocupante situación se hizo una carta, firmada por más de 50 organizaciones de la diversidad sexual, dirigida a la Secretaria de Relaciones Exteriores, la Embajada de México en Rusia y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México y sus respectivos representantes, pidiendo que exhorten a las autoridades rusas a cumplir los siguientes puntos en cumplimiento con los mandatos constitucionales en materia de Derechos Humanos:

 

1.  Emitir un llamado al gobierno ruso para que se comprometa con la promoción, reconocimiento y respeto de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género.

 

2. Exigir tomen las medidas necesarias, en particular legislativas o administrativas, para asegurar que la orientación sexual o identidad de género no sea, bajo ninguna circunstancia, motivo de sanciones penales, arrestos detenciones arbitrarias o tortura.

 

3. Asegurar que se investiguen las violaciones a derechos humanos basados en la orientación sexual o identidad de género, y que los responsables enfrenten las consecuencias legales correspondientes.

 

4. Asegurar una protección adecuada e integral a los defensores de derechos humanos y activistas, así como eliminar los obstáculos que les impiden llevar a cabo su trabajo.

 

5. Exigir al gobierno ruso el cumplimiento del principio de no discriminación, que exige que los derechos humanos se apliquen por igual a todos los seres humanos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

 

Además, ya que México es integrante del Grupo Núcleo de Naciones Unidas sobre derechos LGBT se pide que México invite a los otros Estados-parte a manifestarse ante esta situación.

 

 

El exhortar a que México se manifieste ante la violencia e injusticia que están viviendo las personas LGBTTTI en Chechenia es de suma importancia, pues el silencio es complice de la violencia, en palabras de Marthin Luter King Jr.: “La injusticia, en cualquier parte, es una amenaza a la justicia en todas partes.”

 

 

Si también te quieres sumar a las acciones emprendidas puedes ayudarnos twitteando a Luis Videgaray (@LVidegaray) Secretario de Relaciones eExteriores, Juan José Gómez Camacho (@JJGomezCamacho) representante permanente de México ante las Naciones Unidas, Jan Jařab (@ONUDHmexico) Representante en México de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Herechos Humanos y a Miguel Ruiz Cabañas (@miguelrcabanas) Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaria de Relaciones Exteriores, pidiendo que un posicionamiento ante lo que está ocurriendo en Chechenia.

 

 

4 acciones para combatir marginación en Estados Unidos

El clima político que surgió a partir de las elecciones del 2016 y que se ha extendido a la presidencia de Trump ha generado mucha controversia. Esta controversia se vio alimentada por las expresiones que dirigió el ahora presidente a las minorías de los Estados Unidos.

Los comentarios de Trump atacaron directamente la dignidad e integridad de inmigrantes, mujeres, musulmanes, personas con habilidades diferentes, entre muchos otros grupos. Dichos comentarios fueron (y continúan siendo) una extensión de los estereotipos y discriminación que marginalizan a estos grupos. Por ejemplo, Trump infirió que la mayoría de los mexicanos que viven en los Estados Unidos están relacionados con drogas, crimen y violaciones. Dichos comentarios por el mandatario han causado un alza en situaciones de discriminación hacia los Latinos en los Estados Unidos. Más aún, el Vice-presidente de su administración, Mike Pence, ha apoyado en el pasado recortes presupuestarios a la salud reproductiva de la mujer. Y por si fuera poco, se ha expresado a favor de la terapia de conversión para personas LGBTI.

 

 

El hecho de que los altos mandatarios de los Estados Unidos se expresen sobre las comunidades marginadas de esta forma no solo levanta cejas de indignación, sino también causa preocupación ante la alarmante cantidad de minorías que ya experimentan problemas de salud mental en el país, ya que existe la posibilidad de que a través de los mensajes dispersados en los noticieros, redes sociales y comunicaciones oficiales del gobierno se pueda re-victimizar a estos individuos.

 

 

¿QUÉ PUEDES HACER?

 

Hay al menos cuatro cosas que podemos hacer al respecto:

 

Edúcate: y educa a otros acerca de las leyes de inmigración y que fomentan discriminación antes de emigrar a los Estados Unidos. Si ya vives ahí, investiga más acerca de cuáles son tus derechos humanos.

 

Protégete: y protege del abuso verbal, emocional, físico y sexual. De igual forma busca ayuda psicológica o ayuda a otros a encontrarla. Ayuda a desmitificar el uso de ayuda profesional. Ir a terapia es un acto de inteligencia y amor propio.

 

Resiste: Haz valer tu voz contra la discriminación y el discurso de odio. Estas conductas no deben ser toleradas en los Estados Unidos ni en ninguna otra parte del mundo. Infórmate sobre qué instituciones pueden brindarte ayuda.

 

Súmate: Apoya a grupos y personas que buscan la equidad social. Tú puedes colaborar a través de donaciones monetarias o con tu tiempo. Pasa el mensaje a otros a través de las redes sociales. Canaliza a otros que buscan ayuda psicológica o que están viendo a un profesional de la conducta.

 


Luis Alvarez

Es trabajador social clínico y trabaja con comunidades inmigrantes y LGBTI en Georgia, EE.UU.